34 Ruta del Olivo 2015

Con gran éxito de participación, se ha celebrado, los días 4,5 y 6 de Junio, la Ruta del Olivo, en su 34ª edición que, como cada año, organiza el Club de Automóviles Veteranos y Clásicos Al Andalus.

En esta ocasión se eligió Sevilla para acoger este evento en el que se han inscrito cuarenta espléndidos coches desde los años ’20 hasta los ’60. Entre ellos destacaron un Ford T de 1919, un Rolls Royce Phantom I de 1930, un Buick Touring 49 de 1929, un Lincoln Limusina de 1931, un Chrysler Phaeton de 1929, dos Ford A de 1929, un Packard Single Six Coupe de 1928, por citar solo algunos de ellos.

El Jueves, día 4, tras el acto de bienvenida a los participantes, por parte del Presidente del Club, Rafael Soria Herrera, se celebró una cena barbacoa en el Hotel Abades Benacazón, donde se hospedaban.

El Viernes, día 5, se organizaron dos grupos. El primero de ellos se desplazó en autocar para visitar la fábrica de cervezas que Heineken España, S.A. tiene en Sevilla. Esta es la fábrica más moderna y de mayor capacidad de producción de España. Tras la visita, los asistentes fueron obsequiados con un apetitoso aperitivo en el que, lógicamente, pudieron degustar las distintas cervezas que allí se producen.

El segundo grupo se desplazó, conduciendo sus coches veteranos, a Castilleja de la Cuesta, donde el socio Alfonso Chaves les mostró su colección de coches, más de treinta, restaurados por él mismo a lo largo de su vida. Posteriormente visitaron las instalaciones de la Cátedra de Motores Térmicos, en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales.

Los dos grupos se reencontraron en el Restaurante Mesón Casa Paloma, en Bollullos de la Mitación, donde disfrutaron de una comida típica sevillana.

Por la tarde, tras un descanso en el hotel, se desplazaron en autocar al centro de Sevilla donde los participantes tuvieron libertad de acción, reuniéndose todos a las nueve y media en el Restaurante Río Grande, donde se celebró una espléndida cena, mientras contemplaban la maravillosa vista del río Guadalquivir, la Torre del Oro y la Giralda.

El Sábado, día 6, los cuarenta coches emprendieron la marcha en dirección a la aldea de El Rocío, pasando por Sanlúcar la Mayor, Castilleja del Campo, Hinojos y Almonte. Antes de la llegada a El Rocío se hizo una parada para reponer fuerzas “a la sombra de los pinos” (como dice una conocida sevillana rociera). La “capacha”, como se denomina en este Club al tentempié que se toma a media mañana, contó, cómo no, con un buen jamón de Jabugo, lomo embuchado y un buen queso, entre otros sabrosos aperitivos.

Reanudada la marcha, se llegó a El Rocío, donde los participantes tuvieron libertad de movimientos hasta las dos y media, hora en que se encontraron en el Restaurante Toruño, en donde se celebró el almuerzo.

El camino de vuelta recorrió el Parque Natural de Doñana, pasando por Villamanrique de la Condesa, para seguir por Pilas, Aznalcázar y Bollulos de la Mitación, donde nuestro socio Allen Peeters nos recibió en su casa donde, además de ofrecernos refrescos, nos mostró parte de su colección de coches. Algunos de ellos, piezas únicas.
Después de descansar en el hotel, tuvo lugar la cena de clausura de la Ruta, con entrega de distinciones y recuerdos a los participantes, para terminar con un espectáculo de un grupo de ballet flamenco.

Hasta el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.